Buscar en este blog

jueves, 4 de noviembre de 2010

Martos. El Ayuntamiento cobrará una tasa por el autobús

Autobús local de Martos
Silvia Ruiz Díaz/Martos
El Ayuntamiento cobrará una tasa por la utilización del servicio de transporte urbano. La medida, aprobada en el pasado pleno, no gustó demasiado a Izquierda Unida, que consideró “incomprensible” que el billete de autobús pueda costar un 70 por ciento más.
La Corporación aprobó inicialmente el expediente de imposición y ordenación de la tasa por la prestación del servicio de transporte urbano colectivo de viajeros en la ciudad de Martos, así como de la ordenanza fiscal que la regula. Dicho de otro modo, el municipio cuenta con una nueva tasa por la utilización del autobús urbano. Así, el acuerdo contó, en el pasado pleno, con los votos favorables del Partido Andalucista, el Partido Socialista y el concejal no adscrito Francisco Vico, la abstención del Partido Popular y la negativa de Izquierda Unida. La medida fue publicada, ayer, en el Boletín Oficial de la Provincia y, en el plazo de treinta días hábiles, podrá ser examinada para plantearse las reclamaciones oportunas. En caso de no producirse, según se indica en el informe, se entenderá definitivamente aprobado.
Por otra parte, el concejal de IU, Juan José Navarro, criticó esta medida, ya que, a su juicio, “el equipo de Gobierno no entiende que los impuestos suben conforme al IPC”. De este modo, recordó que el billete pasará de 0,50 a 0,85 euros, es decir, una diferencia de 35 céntimos, o dicho de otro modo, un incremento del 70 por ciento. Si se utilizase el bonobús, apuntó, habría un aumento de 20 céntimos, esto es, del 40 por ciento.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Al final siempre paga el mismo "el ciudadano".

Administrador dijo...

asi es amigos siempre pagamos los mismos

Anónimo dijo...

EStos del ayuntamiento son unos caras duras , solo cobrar y engañar a los ciudadanos diciendo que es mas barato y luego la menten doble como todos los impuestos que ponenen, seguid votandoles y vereis como acabamos, basta ya de que martos sea el cortijo de unos cuantos, valla personajes de izquierdas

Eva Maria Mata y Jose Luis Mata dijo...

Queridos amigos marteños:
Hoy, escribo estas lineas porque quiero expresar la rabia e impotencia que siento.
Como todos recordaran, hace unos años nuestra Ermita de San Miguel estaba practicamente hundida sin que la iglesia o a quien corresponda hiciese ni el mas mínimo esfuerzo para recuperarla.
Pero un día, vecinos de Martos decidieron formar una comisión y ponerse manos a la obra.
Hicieron todo lo que estuvo en sus manos para que hoy nuestra Ermita y sus imagenes fuesen lo que antaño fueron.
Entonces, se consiguió mucho dinero donado gracias a una gran mayoría de vecinos de nuestro pueblo, que con su esfuerzo demostrarón que aún quedan personas buenas y desinteresadas que luchan por lo que siempre ha sido suyo.
Por todo ello quiero reprochar con estas palabras al parroco de la Asunción y desgraciadamente de la Ermita de San Miguel que gracias a su actitud ha conseguido que esta comisión que tanto luchó renunciara el pasado año a seguir haciendo la labor que desempeñaban con muchísima ilusión y fé hacia San Miguel.
Y el Sr. (D.) Facundo se preguntará ¿porque?, se lo explicaré lo más brevemente posible:
-En primer lugar, si usted concreta un día para dar misa en esta Ermita no es lícito que personas que vienen para acompañar en el acto religioso se queden esperando sin que usted acuda a su cita y diga lo que diga sin previo aviso.
-En segundo lugar, en San Miguel hay otras imagenes que pertenecen al mismo y que mientras se realizaba la reconstrucción de la Ermita vecinos de este entorno le hicieron altares en su casa, benerandoles cada día y abriendo sus puertas a todo aquel que quisiese visitarlos y entonces yo no considero oportuno que usted para hacerles una novena, triduo o lo que quiera, tenga que sacarlos de su casa, como si fuesen simplemente muñecos, el Corazón de Jesús, la Virgen de Fátima, el Sagrario, etc... todo pertenece a San Miguel así como los misales, patena y caliz que fueron donados expresamente para San Miguel y que usted los ha cambiado por otros más viejos para seguramente poner los nuevos en la que usted sí considera su Parroquia "La Asunción", por tanto pediría que los actos celebrados en su Honor los realizara en la Ermita de San Miguel que para eso lucharon todos los vecinos, para dar vida nuevamente a la Ermita de su barrio.
Tengo tantos reproches que hacerle, que no terminaría nunca, pero para que todo el que lea esto sepa que fué lo que me llevó a escribir estas palabras, seguramente sin ningún sentido para algunas personas, les diré que lo último que hizo este señor, al que supuestamente, Dios lo llamó para dar ejemplo al mundo fué sacar de la Ermita un ramo de azucenas que a las siete de la tarde puso una señora a San Miguel, a las siete y media él mando tirarlas en la papelera del Llanete, sin nisiquiera pensar en la fé con la que la señora le entregó esas flores, e incluso, en el esfuerzo económico que quizá tuvo que hacer para comprarlas.
No me conteste para explicarme que usted es alérgico, porque en lugar de tirarlas las hubiese sacado al cancel o al baño.
¿y usted da ejemplo al pueblo católico?
No, perdone, pero usted no respeta a los demás y por párrocos como usted la fé católica esta en declive.
Quizás no he sabido expresarme muy bien porque no me dedico a esto, pero mientras pueda,a mi manera y junto con mi hermano, voy a seguir luchando por conseguir que la Ermita de San Miguel no se convierta solo en un edificio vacío más por culpa de este parroco.
Y voy a luchar porque así lo haría mi padre si su estado de salud se lo permitiera.
Esto igual no sirve de mucho, pero me queda la tranquilidad de que la gente sepa que en mi familia y en la familia de todos los que formarón la comisión, sigue habiendo un respeto y una fé inmensa hacia San Miguel y que con mucho dolor tomarón la decisión de abandonar este camino por la actitud de (D.) Facundo (Parroco de la Asunción)
¡VIVA SAN MIGUEL!

Eva Maria y Jose Luis dijo...

Queridos amigos marteños:

Hoy, escribo estas líneas porque quiero expresar la rabia e impotencia que siento.
Como todos recordaran, hace unos años nuestra Ermita de San Miguel estaba practicamente hundida sin que la iglesia o a quien corresponda hiciese ni el mas mínimo esfuerzo para recuperarla.
Pero un día, vecinos de Martos decidieron formar una comisión y ponerse manos a la obra.
Hicieron todo lo que estuvo en sus manos para que hoy nuestra Ermita y sus imagenes fuesen lo que antaño fueron.
Entonces, se consiguió mucho dinero donado gracias a una gran mayoría de vecinos de nuestro pueblo, que con su esfuerzo demostraron que aún quedan personas buenas y desinteresadas que luchan por lo que siempre ha sido suyo.
Por todo ello quiero reprochar con estas palabras al parroco de la Asunción y desgraciadamente de la Ermita de San Miguel que gracias a su actitud ha conseguido que esta comisión que tanto luchó renunciara el pasado año a seguir haciendo la labor que desempeñaban con muchísima ilusión y fé hacia San Miguel.
Y el Sr. (D.) Facundo se preguntará ¿porque?, se lo explicaré lo más brevemente posible:
-En primer lugar, si usted concreta un día para dar misa en esta Ermita no es lícito que personas que vienen para acompañar en el acto religioso se queden esperando sin que usted acuda a su cita y diga lo que diga sin previo aviso.
-En segundo lugar, en San Miguel hay otras imagenes que pertenecen al mismo y que mientras se realizaba la reconstrucción de la Ermita vecinos de este entorno le hicieron altares en su casa, benerandoles cada día y abriendo sus puertas a todo aquel que quisiese visitarlos y entonces yo no considero oportuno que usted para hacerles una novena, triduo o lo que quiera, tenga que sacarlos de su casa, como si fuesen simplemente muñecos, el Corazón de Jesús, la Virgen de Fátima, el Sagrario, etc... todo pertenece a San Miguel así como los misales, patena y cáliz que fueron donados expresamente para San Miguel y que usted los ha cambiado por otros más viejos para seguramente poner los nuevos en la que usted sí considera su Parroquia "La Asunción", por tanto pediría que los actos celebrados en su Honor los realizara en la Ermita de San Miguel que para eso lucharon todos los vecinos, para dar vida nuevamente a la Ermita de su barrio.
Tengo tantos reproches que hacerle, que no terminaría nunca, pero para que todo el que lea esto sepa que fué lo que me llevó a escribir estas palabras, seguramente sin ningún sentido para algunas personas, les diré que lo último que hizo este señor, al que supuestamente, Dios lo llamó para dar ejemplo al mundo fué sacar de la Ermita un ramo de azucenas que a las siete de la tarde puso una señora a San Miguel, a las siete y media él mando tirarlas en la papelera del Llanete, sin pensar por un momento en la fé con la que la señora le entregó esas flores, e incluso, en el esfuerzo económico que quizá tuvo que hacer para comprarlas.
No me conteste para explicarme que usted es alérgico, porque en lugar de tirarlas las hubiese sacado al cancel o al baño.
¿y usted da ejemplo al pueblo católico?
No, perdone, pero usted no respeta a los demás y por párrocos como usted la fé católica esta en declive.
Quizás no he sabido expresarme muy bien porque no me dedico a esto, pero mientras pueda, a mi manera y junto con mi hermano, voy a seguir luchando por conseguir que la Ermita de San Miguel no se convierta solo en un edificio vacío más por culpa de este parroco.
Y voy a luchar porque así lo haría mi padre si su estado de salud se lo permitiera.
Esto igual no sirve de mucho, pero me queda la tranquilidad de que la gente sepa que en mi familia y en la familia de todos los que formaron la comisión, sigue habiendo un respeto y una fé inmensa hacia San Miguel y que con mucho dolor tomaron la decisión de abandonar este camino por la actitud de (D.) Facundo (Parroco de la Asunción)
¡VIVA SAN MIGUEL!
12 de mayo de 2011
Eva Maria Mata