Buscar en este blog

jueves, 13 de enero de 2011

Martos. Un trabajador de Inamarsa denuncia agresiones

Silvia Ruiz Díaz/Martos


Un trabajador de Inamarsa, Rafael Gallego, asegura que recibió insultos y “empujones” de su jefe por aparcar su coche en el lugar en el que el empresario suele hacerlo. Ambos acudieron, ayer, al Juzgado. UGT apunta que no es la primera vez que hay problemas con la firma.

“Todo comenzó en septiembre, cuando intentó mandarme a México sin pagarme el salario que se pagaba allí, y me negué. Desde entonces, ha comenzado una persecución conmigo”. Son las palabras de Rafael Gallego, un trabajador de Inamarsa, que denunció que el empresario que dirige esta compañía marteña le insultó y le agredió el pasado 5 de enero. Ambos, jefe y empleado, tuvieron ayer una vista pública. Según Gallego, la gota que colmó el vaso llegó cuando, el día 5, aparcó su coche “donde él suele estacionar”. “Mandó a una persona para decirme que lo quitara, y al minuto llegó él”, afirmó. Según sus palabras, le llegó a llamar “chulo” y comenzó a darle supuestos “empujones” y ”agarrones”. “Me marcó en el brazo”, aseveró.
Los hechos también fueron, ayer, denunciados y criticados por el secretario de Acción Sindical de Metal, Construcción y Afines de la Unión General de Trabajadores (MCA-UGT) de Jaén, Ángel Mendoza, quien aseguró que no es la primera vez que existen problemas con el empresario, ni tampoco la primera en la que va a juicio por ser denunciado por un empleado. “Todo esto viene de atrás, y con las dos empresas que tiene, Tean e Inamarsa”, indicó. Mendoza llegó a expresar que en su “actividad sindical de treinta años” pocas veces se había encontrado con tales hechos. “En Tean e Inamarsa históricamente hay problemas, también, con el pago de los trabajadores, que sufren un continuo retraso en el abono de las nóminas, y en las pagas extras”, señaló. “Tanto Inspección como la Junta tienen conocimiento, ya que lo hemos denunciado muchas veces”, dijo.
Este periódico intentó, sin éxito, conocer la versión del empresario.


Fuente: Diario Jaén